Bienvenido, visitante

Publicado por admin -
Curiosidades del aceite

SAHITA te cuenta curiosidades del mundo del olivo, la aceituna y el Aceite de Oliva Virgen Extra.

¿Sabías que…?

  • El olivo más antiguo del mundo está en la isla de Creta. Aunque su edad exacta no puede ser verificada, se estima que el olivo de Vouves podría ser el más viejo con más de 3.000 años. Lo sorprendente es que aún produce olivas que son altamente cotizadas.
  • Los Templarios trajeron las arbequinas desde Tierra Santa.
  • En España Hay más de 282 millones de olivos, por lo que si somos unos 47 millones de españoles, tocamos a 6 olivos por persona. Contamos con más de 260 variedades distintas de aceituna. Parece poco comparado con las más de 1.000 variedades que hay en el mundo.
  • ¿Aceituna u oliva? Es lo mismo. La aceituna era llamada oliva en latín. Aceituna proviene del árabe hispánico azzaytúna, que derivó del árabe clásico zaytunahy éste del arameo zaytuna.
  • Para obtener un litro de aceite de oliva virgen se necesita una media de 5Kg de aceitunas.
  • Existen más de 400 menciones al olivo en la Biblia. Aquí destaca la historia que convierte al olivo en símbolo de la paz junto a la paloma blanca. Se remonta al antiguo testamento, cuando Noé lanza una paloma blanca con el fin de encontrar tierra, y tiempo después ésta regresa al Arca con un ramo de olivo en su pico, lo que significaba que la inundación había acabado y que Dios estaba de nuevo en paz con los hombres.
  • Córdoba significa “Molino de aceite”.
  • El olivo llegó a España con los fenicios hacia el año 1.050 a.C. pero fueron los romanos los que llenaron la Península Ibérica de Olivos, convirtiéndola en uno de los principales exportadores de aceite de oliva. Su importancia fue tal que el emperador Adriano acuñó monedas con un ramo de olivo y la leyenda: Hispania.
  • El olivo tiene 46 cromosomas, al igual que las personas.
  • Según la leyenda griega, cuando se fundó la polis de Atenas, Poseidón el Dios del Mar y Atenea, la diosa de la sabiduría y la justicia compitieron por ser los protectores de la ciudad. Cada uno había de ofrecer un regalo. Poseidón con su gran tridente, golpeó una roca de la que surgió el caballo, que representaba la inteligencia, el valor, y la fuerza; Atenea, por su parte, clavó su lanza en la tierra y de ella nació un olivo, que ofreció a los hombres explicando los múltiples beneficios que el árbol y sus frutos podían darles. Está claro quien ganó. Gracias al olivo, Atenea se convirtió en la protectora de la ciudad a la cual pusieron su nombre.

Toda leyenda siempre esconde una parte de verdad y miles de años de historia no hacen más que corroborar lo que desde SAHITA venimos afirmando: los múltiples beneficios que nos ofrece el olivo y en especial, nuestro aceite de oliva virgen extra.