Bienvenido, visitante

El aceite de la vida.


El aceite de la vida.
Publicado por admin -
Salud

Si quieres probar un truco infalible para sentirte mucho mejor, ¡no olvides tomar una cucharada de aceite de oliva en ayunas cada día! Unos minutos después podrás prepararte un buen desayuno: una taza de café, leche con cacao, zumo de naranja, huevos revueltos, tostadas con tomate y aceite, cereales… ¡lo que más te guste y te apetezca! Pero el aceite de oliva en ayunas es el ingrediente secreto para estar más sanos y frescos.

El de oliva es el más saludable, ya que la mayor proporción de sus grasas son ácidos grasos monoinsaturados que resisten el calor y además son ideales para freír. Entre los numerosos beneficios de este aceite, encontramos:

  • La disminución del riesgo cardiovascular.
  • Ayuda a controlar otros trastornos que aumentan el riesgo como la diabetes o la obesidad.
  • Ayuda a las lipoproteínas a ser más resistentes a la oxidación (el proceso oxidativo es determinante para el desarrollo de las enfermedades coronarias y vasculares, produce inflamación y arteriosclerosis)
  • El ácido oleico, componente principal del aceite de oliva, contribuye a disminuir el colesterol LDL (‘colesterol malo’), sin reducir los niveles de HDL (‘colesterol bueno’).

La ingesta diaria recomendada de aceite de oliva es de 3 a 6 cucharadas soperas al día, teniendo en cuenta que cada cucharada equivale a 10 ml. Esta cantidad incluye tanto la que se utiliza para cocinar, como para aliñar. El aceite es un buen complemento de las ensaladas, el pan tostado y como aliño de pastas y arroces, en lugar de utilizar salsas procesadas ricas en grasa saturada.

Una buena idea, que solemos hacer para añadirle sabor al aceite, es dejar ajo, pimentón, guindilla o cualquier otra sustancia en el aceite de oliva varios días. Conseguimos fundir todos los sabores, lo que hace que sea especialmente sabroso.Sin duda, el aceite de oliva virgen extra es buenísimo para la circulación, la piel, el pelo… y además en ayunas multiplica sus propiedades, ya que sus nutrientes se absorben directamente (como sucede con todos los alimentos) y además aporta otros muchos beneficios inmediatos:

  • Mejora el funcionamiento del aparato digestivo: reduce la acidez gástrica, estimula el tránsito intestinal, favorece la absorción de nutrientes y se potencian sus propiedades antiinflamatorias (que ayudan a calmar la gastritis).
  • Estimula el funcionamiento de la vesícula biliar, reduciendo la formación de cálculos biliares y ayuda a disolver y expulsar las piedras ya formadas.
  • Ayuda a dejar de fumar, tomar cinco gotas de aceite de oliva extra virgen en ayunas cada mañana contribuye a reducir los efectos adictivos de la nicotina. ¡Funciona!!
  • Ayuda a adelgazar, el aceite de oliva en ayunas c alma el apetito porque tiene efectos saciantes.

Otra forma de tomar aceite de oliva en ayunas es mezclarlo con zumo de limón y agua caliente: así conseguiremos un té calentito con superpoderes. Al sumar las propiedades de ambos ingredientes, obtenemos un antídoto aún más potente y rico para desintoxicar el organismo.

En definitiva, el aceite de oliva en ayunas es un remedio económico y sanísimo. ¿Alguien da más?